Mucho se ha hablado de la Garcinia cambogia y de sus propiedades adelgazantes. Son cada vez más las compañías que comienzan a comercializar sus fórmulas con lo que se hace bien difícil distinguir los productos de calidad de los de imitación, lo auténtico de lo falso, lo que marcha de lo que no. A este producto se le atribuye la capacidad de acrecentar el metabolismo, eliminar la ansiedad por los comestibles e inclusive abrasar los depósitos de grasa...pero ¿es cierto todo cuanto se afirma?

Toda la información sobre la Garcinia Cambogia

Ciertas fórmulas de Garcinia cambogia presentan minerales como el calcio y/o potasio entre sus componentes. Ellos son los responsables de facilitar la absorción del HCA con lo que es muy interesante que estén incluidos en la composición del producto que nos resolvamos a adquirir.

Muchos de los estudios efectuados sobre distintas marcas de Garcinia muestran que ciertos de estos productos ni tan siquiera eran cien por ciento Garcinia cambogia, con lo que reduciendo en ocasiones su ingrediente activo hasta un veinte por ciento de la concentración era mucho menos probable apreciar ningún efecto positivo para perder peso.

Se le atribuye la propiedad de inhibir la lipogénesis de novo, o bien lo que es exactamente lo mismo, la capacitación de grasas desde substancias como la glucosa en nuestro organismo. Este proceso acarrearía una menor acumulación de ácidos grasos en el tejido graso. Por otro lado ha habido ensayos efectuados con animales que asocian el consumo de Garcinia cambogia con una mayor liberación de serotonina en el cerebro, lo que contribuye a una minoración del hambre.

Otras teorías charlan de que la Garcinia cambogia está compuesta por determinada cantidad de L-carnitina, una substancia que asimismo se halla asociada al perder peso en tanto que se le supone la capacidad de abrasar grasas. Con tiempo os charlaré de esta otra substancia puesto que asimismo es bien interesante mas por el momento os adelanto que interviene en el metabolismo consiguiendo energía desde los ácidos grasos, mas lo hace en su medida y si bien le aportemos al organismo más cantidad de L-carnitina no lograremos acrecentar la velocidad del proceso, esto es, no lograremos que las grasas se quemen más veloz.

Fuentes de notable influencia en el campo científico se han pronunciado a este respecto, como Edzard Ernst, quien establece en una investigación publicado en dos mil once en el Journal of Obesity que la Garnicia logra pérdida de peso mas en un corto plazo y siendo su efecto de poca magnitud para ser considerado con la suficiente relevancia clínica.

Por otro lado el Departamento de Medicina Opción alternativa de las universidades de Exeter y Plymouth, en el R. Unido, publicaron una investigación para revisar la eficiencia y la seguridad ante posibles efectos desfavorables de múltiples suplementos a los que se atribuía la capacidad de asistir en el perder peso. El estudio se fundamentaba en la revisión de otros estudios anteriores publicados a este respecto. Al lado de otros suplementos dietéticos como el chitosan aparecía la Garcinia cambogia. La eficiencia en la pérdida de peso dependía de forma directa de la presencia de efredina en tales suplementos, substancia a la que se asocian muchos efectos negativos.

Los estudios más recientes apuntan que los estudios efectuados hasta la fecha, todavía en el caso de efectos positivos del tratamiento, no pueden relacionar de manera directa los resultados con las causas, con lo que no es vinculante la hipótesis de que esta substancia es la encargada de un beneficio real. Mas debido a la aleatoriedad de los factores de estos estudios tampoco se puede estimar la hipótesis contraria, con lo que apuntan que son precisos ensayos más estrictos, con muestras más representativas y de mayor duración para conseguir una conclusión satisfactoria ya antes de aconsejar la Garcinia cambogia como tratamiento para el perder peso.